Cómo cuidar a un enfermo de cáncer en casa

Posted by ASISTED on 21/05/19 12:48

Cómo cuidar a un enfermo de cáncer en casa

Antes que nada, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) establece que incluso antes de ser paciente oncológico, es decir, en el diagnóstico, todo paciente con sospecha clínica fundada de cáncer debe tener acceso, en un tiempo razonable, a una prueba que confirme o descarte la patología mediante circuitos prioritarios de acceso a las pruebas diagnósticas.

Si el resultado es positivo, el diagnóstico especializado debe ser realizado en un centro que disponga de los recursos y técnicas necesarias de laboratorio, radiología y anatomía patológica, y con capacidad suficiente para garantizar un estudio de extensión de calidad.

Tipos de terapias que puede recibir un enfermo de cáncer

Los pacientes con cáncer en España suelen recibir alguna de las siguientes estrategias terapéuticas: cirugía, quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia o terapias biológicas (modificadoras de la respuesta de nuestro propio organismo).

El desarrollo de la investigación oncológica permite suponer que aparecerán nuevos tratamientos basados en un conocimiento más específico de la biología molecular del cáncer.

Estos tratamientos tan variados, así como el distinto punto del cuerpo en el que se origina el cáncer, requieren de la colaboración de especialistas muy diversos. Estos profesionales implicados en los tratamientos deben actuar de forma coordinada con el objetivo de obtener la máxima eficacia terapéutica ocasionando las menores molestias posibles a los pacientes.

La concepción multidisciplinar de la atención oncológica

El desarrollo de la atención oncológica en España está superando la estructura organizativa clásica de los servicios asistenciales hospitalarios. La nueva concepción multidisciplinar de la atención oncológica, en razón de las necesidades del proceso diagnóstico y terapéutico del paciente, requiere la integración de todos los servicios sanitarios en Unidades Funcionales Oncológicas.

En estas unidades una enfermera especializada gestiona las consultas y tratamientos de cada paciente para intentar que realice el mínimo número de desplazamientos al hospital y que todos sus médicos especialistas evalúen conjuntamente su caso en un comité de tumores.

El papel de los familiares en el cuidado de enfermos oncológicos

Los cuidadores de enfermos oncológicos tienden a ser por lo general familiares o miembros del entorno cercano del afectado. Ellos serán los que brindarán el apoyo físico y emocional a la persona diagnosticada.

Dichos cuidadores pueden tener diversas responsabilidades, unas serán diarias y otras pueden ir surgiendo a lo largo del proceso según se necesiten. 

Algunas de las tareas que llegan a realizar los cuidadores son

  • Proporcionar apoyo y ánimos al paciente
  • Administrar la medicación pertinente
  • Ayudar a sobrellevar los síntomas y efectos secundarios
  • Coordinar las citas médicas y los traslados a estas
  • Encargarse de la alimentación de la persona y las tareas domésticas
  • Gestionar cuestiones legales y económicas

Ayudas PIA

Tipos de cuidados

Existen muchas maneras de ser cuidador de un familiar. Para algunos, cuidar y dar asistencia puede significar cuidar del paciente las 24 horas del día.

Para otros, puede ser encargarse de buscar información médica o gestionar trámites o la obtención de ayudas adicionales. Cada situación, enfermo y familia son únicos. Cada persona con cáncer y sus familias viven realidades comunes y distintas a la par.

Lo que hay que tener muy en mente es que a medida que el tratamiento y la enfermedad vayan cambiando, lo mismo ocurrirá con las necesidades de cuidado.

Hay cuidadores que viven en el hogar, los hay quienes comparten responsabilidades o los que proveen cuidados desde el exterior facilitando el día a día del paciente oncológico.

Los desafíos de cuidar de un paciente

Los desafíos del cuidado de un enfermo con cáncer pueden incluir algunos o todos los siguientes:

  • Estrés físico y emocional
  • Menos tiempo para la vida personal y familiar
  • Necesidad de equilibrar las responsabilidades laborales con las de cuidado del paciente
  • Estrés económico
  • Falta de privacidad
  • Sentimientos de aislamiento y soledad

Acompañar en el cuidado de un paciente oncológico no es sencillo. Sabemos la intensa repercusión emocional y psicológica que genera tanto en quien lo padece como en aquellos con un vínculo emocional con él.

Es por ello que incidimos en la importancia de, como cuidadores familiares, reforzar y darle importancia a aquellos aspectos positivos que también encontramos en el asistir:

  • Estar comprometidos con brindarle todo el apoyo posible a la persona enferma
  • Ser conscientes de que estar a su lado mejora su calidad de vida y el bienestar de la misma
  • Hallarnos ante una oportunidad única de enriquecer o renovar una relación con la persona enferma
  • Ser un ejemplo positivo de respeto y solidaridad del que otras personas pueden aprender

En ASISTED contamos con profesionales especializados en la asistencia y acompañamiento flexible de personas que padecen de cáncer. Si necesitas recurrir a asistentes de calidad que te brinden seguridad y tranquilidad, ahí estamos nosotros para apoyarte y hacerte el camino más fácil.

Pide presupuesto

Topics: ASISTED, Cuidado personas