Los cuidados básicos de la vejez

Posted by ASISTED on 9/10/18 17:00

Cuidados de la vejez

Cuando nosotros mismos, familiares o conocidos alcanzamos la vejez, necesitaremos del apoyo y asistencia de otros, en mayor o menor grado, debido al desarrollo de dependencias propias del proceso natural de envejecimiento, u otras añadidas, ya sean físicas y/o mentales, producidas por motivos previos ajenos a ese deterioro normal derivado de la edad y el paso del tiempo (diversidad de la funcionalidad psicomotora, enfermedades de carácter genético, crónicas y/o degenerativas,…).

Por lo general, será la propia familia la que se ocupe de procurar esos cuidados básicos en la ancianidad. Y uno de sus miembros tenderá a convertirse en ese referente principal sobre quien recaerá el grueso de la responsabilidad, aún contando con el respaldo del entorno o parte de este.

La atención a las personas mayores se deberá centrar sobre tres planos básicos, cuyas necesidades han de ser cubiertas y atendidas por completo en todo momento:

Plano Físico

Engloba el buen cuidado del anciano en lo que respecta a higiene personal, administración/control de las medicaciones, alimentación, hidratación, cuidado de la piel, las uñas y los ojos, movilidad (desplazamientos, transferencias, cambios posturales), fomentando y respetando la autonomía personal.

Plano Psicológico

Abarca la estimulación psicoemocional de la persona, la observación en el cambio de conductas habituales y en los estados de ánimo, y la valoración del estado y calidad del sueño así como cambios que puedan también producirse en este.

Plano Social

Incluye el incentivar al individuo a mantener relaciones sanas y activas, que se mantenga estimulado y participativo, favorecer su autonomía, costumbres y gustos personales, asegurarse de que se sitúa en el espacio y el tiempo, y trabajar su memoria haciendo hincapié en los recuerdos y vivencias más recientes.

Los siguientes son los puntos principales que hemos de tener en cuenta para asegurarnos de que estamos ofreciendo los cuidados básicos fundamentales a nuestros ancianos. No olvidemos que cada uno de ellos son igual de importantes:

1. Higiene corporal

Ducha o baño en cama, cuidado del cabello, cuidado de la boca, cuidado de los ojos, cuidado de los oídos, cuidado de la nariz, afeitado y/o depilación, cuidado de las manos, cuidado de los pies y vestimenta.

2. Cuidado de la piel

Prevención de la aparición de úlceras por presión, cuidar las zonas del cuerpo más sensibles que favorecen su aparición, y cuidados de las mismas cuando lo hacen.

3. Alimentación

Proporcionar una alimentación saludable, rica y equilibrada en grasas, hidratos, proteínas, vitaminas, minerales y fibras, adaptada a las necesidades de la persona.

4. Funciones digestivas y de eliminación:

Mantener unas óptimas funciones digestivas a través de una alimentación correcta y personalizada, y detectar posibles problemáticas (laxitud, estreñimiento, incontinencia urinaria).

5. Prevenir riesgos

Prestar atención a aquellos elementos que influyan en posibles caídas e intentar prevenirlas.

6. Actividad y estimulación física y cognitiva

Cuanto más activos y estimulados a nivel físico y cognitivo estén nuestros ancianos, su calidad de vida será más beneficiosa. Con la actividad y la estimulación prevenimos la pérdida de movilidad del cuerpo y la merma de facultades mentales.

7. El descanso y el sueño

Fomentar una buena higiene del sueño a través de establecer horarios, prevenir excitantes y factores que generen nerviosismo antes de que la persona se acueste, evitar cenas pesadas e irse a dormir justo después de comer, y propiciar la relajación con actividades que la fomenten (rezar, meditar, leer, escuchar música,…).

Pide presupuesto

Topics: Asistencia a personas mayores